5 películas LGTB que puedes encontrar en Netflix

¿Aún buscas películas para ver en Netflix durante la pandemia? Pues en el amplio catálogo que tiene la plataforma, también puedes encontrar películas con historias LGBT. Tanto ficción como historias reales, el género aún tiene mucho por explorar y encontrarás drama, risa, romance y una perspectiva única. Por eso, te recomendamos estas 5 opciones.

Holding the man

Basada en una historia real, cuenta la historia de Timothy Conigrave y John Caleo, dos jóvenes que se hicieron amigos durante su adolescencia y luego fueron pareja. La película está inspirada en el libro autobiográfico de Conigrave, que lleva el mismo nombre. Relata la historia de 15 años de amor de la pareja, hasta que el único problema que no puede resolver el amor, se interpondrá en sus caminos.

King Cobra

Esta película también está basada en hechos reales y cuenta la historia del asesinato de Bryan Kocis, productor y fundador de Cobra Videos, una productora de cine pornográfico homosexual. En 2007, Kocis fue asesinado de 28 puñaladas y dos escorts fueron condenados por su muerte.

Mi mejor amigo

Cuenta la historia de Lorenzo, un chico que vive junto a su familia y un día reciben a Caíto, el hijo de una pareja amiga que no puede hacerse cargo de él debido a una grave situación familiar. Caíto es complicado, retraído y le cuesta adaptarse a su nueva vida, pero poco a poco va creando una particular amistad con Lorenzo, a medida que van aprendiendo a conocerse.

4th Man Out

Es la historia de 4 amigos y, particularmente, la de Adam. En su cumpleaños 24 reúne a sus 3 amigos y les confiesa que es homosexual. Esta confesión hace que los 4 se replanteen su relación y los vínculos que los unen.

Elisa y Marcela

También basada en una historia real, el casamiento entre Elisa y Marcela fue técnicamente el primer matrimonio entre 2 mujeres. Sucedió en 1901 y fue por Iglesia. Cuenta la historia de Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez, que se conocieron en La Coruña siendo adolescentes y se enamoraron. Cuando los padres de Marcela conocieron detalles de la relación, la desaprobaron y la enviaron por unas temporadas a Madrid. El reencuentro, un par de años más tarde, hizo que el amor fuese más intenso. Para huir de la desaprobación, Elisa pasó a ser Mario. Se cortó el pelo, cambió su vestimenta, se inventó una infancia en Londres y llegó a engañar hasta al párroco que las casó.