Aduanas incinera 32.8 millones de unidades de cigarrillos

La Dirección General de Aduanas (DGA), con la participación de otros organismos de seguridad del Estado, destruyó hoy 32.8 millones de unidades de cigarrillos, decomisados cuando se intentaban ingresar de contrabando al país por diferentes puertos, aeropuertos y puestos fronterizos en los últimos cuatro meses.

El director general de Aduanas, Enrique A. Ramírez Paniagua, encabezó el acto de incineración, realizado en una planta de tratamiento de residuos en las afueras de la ciudad, junto a directivos de Phillip Morris Dominicana, la Asociación Dominicana de la Industria del Cigarrillo (Asocigar) y La Tabacalera.

Ramírez Paniagua expuso que con el acto de incineración de estas unidades, provenientes de Pakistán, se ha impedido la entrada al país de cigarrillos que no tienen registro sanitario, ni autorización de Salud Pública u otro organismo del Estado que garanticen que se trata de un producto apto para el consumo humano.

“Como todos los productos falsificados o de origen desconocido, es una responsabilidad de nosotros impedir que ingresen y que vengan a destruir empresas, a destruir empleos y que imposibilitan que nuestros consumidores sepan realmente lo que están adquiriendo”, agregó.

Al conversar con Diario Libre durante el acto de incineración, el director de Aduanas explicó que el negocio del contrabando de cigarrillos es complejo, pues suele utilizarse como pago de transacciones ilícitas de diferente tipo, incluyendo el de tráfico de drogas.

“El cigarrillo es una especie de comodín. Es un problema que todas las aduanas del mundo estamos enfrentando”, puntualizó Ramírez Paniagua.

Aduanas informó que los hallazgos más recientes y de mayor cantidad fueron tres descubiertos de manera sucesiva en el Puerto Multimodal Caucedo, que sumaron 29.2 millones de unidades de cigarrillos, mercancía que había sido declarada tras la fachada de abanicos, aires acondicionados, compresores de aire, cartones de filtro, mascarillas, mochilas y plástico.

Acocigar pide sanciones drásticas

Durante el acto de incineración de las 32.8 millones de unidades de cigarrillos, encabezado por la Dirección General de Aduanas, la Asociación de la industria del Cigarrillo (Asocigar) hizo un llamado a la Procuraduría General de la República para que se apliquen sanciones drásticas a los implicados en el contrabando.

“Nosotros queremos hacer un llamado a la Procuraduría General de la República, que tiene su departamento de Ilícitos, para que continúe complementando una fase tan importante como esta, con los procesos judiciales, la puesta en movimiento de la acción pública y dar seguimiento a los procesos derivados de este tipo de actuaciones”, expresó Marcos Bisonó, director ejecutivo de la Asocigar.

Destacó la importancia de los sometimientos a los responsables de introducir mercancía falsificada o de forma ilícita al país.

“Necesitamos sentencias de los jueces de la República Dominicana que impongan sanciones drásticas contra el comercio ilícito”, enfatizó.

Bisonó expuso que el contrabando es un problema de grandes proporciones y que el país no se puede “dar el lujo” de ser visto en el mapa internacional como un paraíso de productos ilicítos, al tiempo que reconoció la labor de las autoridades, en medio de la pandemia de coronavirus que afecta al mundo.

En el acto de destrucción estuvieron presentes además Andrés Espinal y Erick Pérez, director y gerente de Asuntos Externos de Phillip Morris Dominicana, respectivamente, y Jacqueline Durán, gerente de administración de La Tabacalera, entre otros ejecutivos de la DGA.