Al menos veinte muertos en un ataque contra un convoy militar en Mali

Al menos veinte soldados de las Fuerzas Armadas Malienses (FAMA) murieron ayer en una emboscada tendida supuestamente por un grupo terrorista en Diabaly, centro del país y cerca de la frontera con Mauritania.

Hay además un número indeterminado de soldados desaparecidos tras el ataque, según dijeron a Efe fuentes de seguridad en la región, aunque las FAMA no han dado todavía su versión de los hechos.

Las fuentes explicaron que el convoy se encontraba en Niono, un importante cruce de carreteras, de camino hacia Gomakoro, cuando pisaron una mina colocada por los atacantes en su camino, a primera hora de la tarde de ayer.

Tras la explosión, los atacantes dispararon a los militares con armas pesadas y ligeras, y aunque los soldados les hicieron frente en un primer momento, terminaron retirándose y abandonando parte de su material, que fue capturado por los atacantes.

Durante la noche y la mañana de hoy, las FAMA han enviado helicópteros y soldados de refuerzo para atender a los heridos y para dar caza a los terroristas, que presumiblemente han cruzado a Mauritania, donde se supone que tienen sus bases.

No se dispone de datos sobre las pérdidas sufridas por los atacantes, pues no dejaron cadáveres detrás, como suele ser habitual en estos ataques terroristas, en los que los atacantes huyen con su botín, sus heridos y sus muertos.