Anna Wintour: “No debe ser fácil ser un trabajador negro en Vogue”

Tras la muerte de George Floyd el pasado 25 de mayo, muchas personalidades del medio artístico han alzado su voz para protestar en contra de las agresiones a personas de color, uniéndose al movimiento Black Lives Matter. Aunque quienes protestan en su mayoría son celebridades a las que les ha tocado vivir el racismo muy de cerca por su color de piel, ahora, quien se ha pronunciado ha sido Anna Wintour, la cual ha enviado una carta en la que admite que la revista Vogue ha cometido algunas fallas en cuanto al tema.

“Quiero comenzar reconociendo sus sentimientos y expresar mi empatía hacia lo que tantos están pasando: tristeza, dolor e ira”, inicia Wintour en su discurso, en el que manifiesta que no puede ni imaginarse cómo han sido estos días para las personas de color, especialmente los miembros de su equipo. “Sé que el dolor, la violencia y la injusticia que estamos viendo y de la que estamos hablando han estado ahí durante mucho tiempo. Vamos con retraso a la hora de reconocerlo y hacer algo con ello”, dice.

En el escrito, filtrado por el portal estadounidense Page Six, la editora de la revista Vogue admite que dicha revista no ha encontrado las vías suficientes para elevar y dar espacio a editores, redactores, fotógrafos diseñadores y todo tipo de creadores negros. “Hemos publicado imágenes e historias que han sido dañinas e intolerantes. Asumo toda la responsabilidad por los mismos”, admite Wintour, agregando que no ha de ser fácil ser un trabajador negro en Vogue.

Consciente de que Estados Unidos vive un momento que quedará para la historia en cuanto a racismo se refiere, la británica ha aprovecha para mostrarse a disposición de mejorar con la ayuda de sus colaboradores. «Este es un momento histórico y desgarrador para nuestro país y debería ser también un instante para la escucha, la reflexión y la humildad por parte de los que estamos en una posición privilegiada y de autoridad”, señala diciendo que como está clara de que no basta con decir lo que hará, desde ya se ha empezado a accionar.

Justo en ese aire de remendar sus errores pasados, Wintour se ha hecho eco de las movilizaciones que arropan las calles de Estados Unidos bajo el reclamo de que las vidas de los negros también importan, algo de lo que se siente muy orgullosa y con lo que considera ya ha empezado a lograr un cambio desde su posición.