Aprende a respirar y reduce la ansiedad (en 3 pasos)

Existe una relación entre el sistema nervioso y la respiración. Así como el sistema nervioso regula la respiración, las variaciones en la respiración incidirán en el sistema nervioso. “Si nuestro ritmo de vida es acelerado por motivo de las tensiones y demandas del mundo externo, automáticamente vamos a habituar la respiración a responder de manera acelerada. Es como el acelerador de un carro que estamos pisando todo el tiempo”, explica Claudia Peña, de @PortalCasa8.

“El mundo externo constantemente nos expondrá a sentir diferentes tipos de emociones. La propuesta, entonces, es tomar el control y reducir el estrés más rápidamente a través de estas prácticas para que no se convierta en un patrón reincidente de nuestras personalidades.

“Es importante recordar que somos seres espirituales teniendo una experiencia temporal. Nosotros somos los que decidimos en qué frecuencia queremos vivir la vida. Puedes ser productivo y sentir que estás en armonía, sin perder tu centro. Esas frecuencias se cambian poco a poco”.

Algo tan natural como respirar intencionalmente puede incidir en tu manera de ver la vida. Para Peña, la respiración afecta la salud mental y es un camino de realización espiritual. La respiración es un regalo, porque no solamente nos mantiene con vida, sino que es la herramienta natural de nuestro cuerpo para resetearse, regenerarse y evitar caer en los patrones de desgaste.

Por eso, la maestra recomienda comenzar, hasta lograr la transformación. “Una práctica de respiración sencilla es el Sama Vritti Pranayama, que consiste en inhalar, retener y exhalar, cada uno en cuatro tiempos.

Cuando se trabaja con la respiración, es muy importante que se haga con la actitud correcta, dejando el celular a un lado y buscando un espacio con poco ruido. Durante esos momentos, irá a un espacio profundo que ocasionará una sed en el inconsciente, un anhelo de volver, porque es un retorno a su estado natural: el bienestar y la paz.

Video: Bayoan Freites
Agradecimiento: Centro Hom @SomosHom