Arrestan a dos hombres en Moca y decomisan más de 300 mil cajas de medicamentos ilegales

Dos personas resultaron arrestadas y fueron confiscados más de 312 mil cajas de medicamentos (valorados en 65 millones de pesos) que eran vendidos en cuatro farmacias allanadas en Moca, provincia Espaillat.

Durante las labores realizadas en conjunto entre la Policía Nacional y el Ministerio Público, los establecimientos fueron clausurados, ya que de acuerdo con las autoridades estos funcionaban en la ilegalidad por no contar con la autorización para realizar esas labores.

A través de un comunicado de prensa, el Ministerio Público informó que durante un allanamiento practicado en la Farmacia Medicina Alba, ubicada en la calle Corazón de Jesús de dicho municipio, fue arrestado su propietario José Alberto Alba, quien será sometido a la justicia en las próximas horas y se le pedirá a la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Espaillat que le imponga como medida de coerción prisión preventiva.

Igualmente, informaron que en la Farmacia Lista B, ubicada en la calle Corazón de Jesús, fue apresado Edwin Eligio López Taveras, para ser investigado y adoptar las medidas que correspondan, tras establecerse durante las pesquisas que fungía como vendedor de medicamentos de ese establecimiento.

Además, fueron realizados otros dos allanamientos en centros farmacéuticos localizados en la calle Corazón de Jesús y en la calle Sánchez esquina Tunti Cáceres, sin nombres ni números visibles, cuyos propietarios no se encontraban en el lugar al momento de la inspección, por lo que las autoridades procedieron a activar su localización.

Sobre los medicamentos decomisados, explicaron que correspondían en un 95% a muestras médicas, además de que la mayoría carecía de un número de lotes y de un número de registro sanitario, en violación a la Ley No. 17-19 para la Erradicación del Comercio Ilícito, el Contrabando y la Falsificación de Productos, y a la Ley General de Salud No. 42-01 y su Reglamento.

Indicaron que fueron confiscados distintos tipos de pastillas, jarabes, calcio granulado, antinflamatorios y vitaminas, así como otros productos, entre ellos, leche para lactantes, anestesia, mentol y jabones.

Con relación a la operación se informó que fue realizada por miembros de la Fiscalía de Espaillat y la Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud en coordinación con la Policía Nacional, que integró un amplio contingente policial conformado por miembros de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM), el Departamento de Falsificaciones, la Policía Preventiva y de las unidades Antimotines y Swat, así como con la participación de representantes del Departamento de Inteligencia de la Dirección General de Aduanas.

Las autoridades advirtieron que esa actividad constituye una violación a las leyes dominicanas y que todo el que sea sorprendido dedicándose a la fabricación y comercialización ilegal de medicamentos será traducido a la acción de la justicia para que responda en los tribunales por esa acción delictiva que pone riesgo la salud de la población y que se realiza en detrimento del comercio legal de la industria farmacéutica del país.