CDP calificó de «abuso de autoridad “arresto ilegal y maltrato al periodista Jhonny Arrendel

El Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) calificó de «abuso de autoridad» el arresto ilegal y maltrato policial de que fue objeto el periodista Jhonny Arrendel, al tiempo de expresarle solidaridad y respaldo a la denuncia depositada en el Departamento de Asuntos Internos de la Policía Nacional, a los fines de que se investigue el hecho y de encontrar culpables, reciban la sanción correspondiente.

Arrendel informó a la presidenta del CDP, Mercedes Castillo, que mostró desacuerdo con el arresto sin justificación de que fueron víctimas varias personas que transitaban por las inmediaciones de la Avenida España el pasado miércoles a las 5:20 p. m. por miembros de un contingente policial, por lo que también fue arrestado, esposado, insultado y amenazado por defender los derechos humanos de los afectados.

De acuerdo a la información recibida por el CDP, Arrendel caminaba en ropa deportiva y alcanzó a ver un tumulto de gente, y se percata que miembros de la policía se disponían atrapar a ladrones que le robaron un dinero a un extranjero, llegando a realizar arresto masivo, a los que el periodista expresó desacuerdo.

Indicó que el periodista Johnny Arrendel le narró los momentos difíciles que vivió al violentarle sus derechos civiles por parte de un capitán, dos tenientes y dos rasos, quienes lo esposaron, le obligaron a subir en la parte trasera del camión, mandaron a buscar la macana, lo encerraron en una celda del Destacamento del Ensanche Isabelita sin anotarlo en el libro oficial del día, con los cordones de los tenis puestos, durante 10 minutos.

Según su denuncia, luego fue trasladado al Destacamento de Los Farallones, ahí lo insultaron, permaneció por dos horas esposado. Le arrebataron el celular, impidieron llamar a su familia y abogado, en ese momento les dijo: » le envíe un mensaje a mis contactos que estoy aquí con la localización». Vieron sus mensajes, volvieron y le preguntaron qué quien era él y le respondió «soy periodista».

Dio a conocer que los miembros del Dicrim lo trataron bien, lo liberaron y le entregaron sus pertenencias luego de dos horas de estar preso.

Mercedes Castillo hizo un llamado al director de la Policía Nacional a investigar el hecho y de encontrarse culpabilidad sancionar a los responsables, ya que los miembros del Cuerpo del Orden Público no están para maltratar a ciudadanos que velan por el respeto de los derechos civiles de las personas.

Finalmente, puso a la disposición del periodista Arrendel los abogados del CDP para su defensa, a la vez de exhortar a los periodistas a solidarizarse con el comunicador social abusado.