De esta forma debes limpiar tu casa

Hasta marzo del 2020, cuando se inició la cuarentena por Covid-19, llegó la falsa idea de que limpiar la casa era tarea para cualquier simple sin complicaciones. Para no complicarse hay una “ciencia” en la que influye la distribución y buena organización de las tareas diarias, semanales, al mes y ocasionales. Ni modo la limpieza es salud y bienestar.

Cada cierto tiempo deshazte de las cosas que no uses para que evites acumulaciones que dificultan la limpieza y el orden.

Si no sabes y quieres cogerle el hilo, a continuación, te dejamos una guía para que lo logres:

Limpieza Diaria

Siempre hay algo que hacer, eso es incuestionable, por lo que quítate la idea de que podría haber un día libre, a menos que decidas amanecer en un hotel. Por la mañana arregla la cama, recoge la ropa sucia, pon en orden el baño y friega los trastes que hayas ensuciado; mientras que por la tarde y por noche evita acumular tareas o todo será un caos. Lava lo que hayas ensuciado de la cocina, una vez lo hayas utilizado, barre el piso y si es necesario suapéalo, saca la basura en el horario en el que pasa el camión.

Tareas semanales

Prepara tu mente para que uno o dos días a la semana asuma que tenga más trabajo que el que se realiza diariamente, ya que así lo amerita el mantenimiento de un hogar en orden. Dos veces a la semana limpia bien la estufa, aunque esto podría depender del uso que le des; si tienes alfombras aspíralas con la misma periodicidad, los sillones y los cojines. Una vez la semana cambia las sábanas, lava y organiza la ropa; sacude los muebles, limpia a profundidad la cocina y el baño.

Labores quincenales

¿Más? Sí, por eso es que no te puedes dormir en tus laureles y acumular tareas o el desastre estará en tu vida. Cada quince días saca un tiempo para lavar las toallas y la ropa de la cama, ordena el closet, limpia la nevera y el horno.

Una vez al mes

Como te darás cuenta limpiar la casa es una tarea demandante que debe ser compartida por todos los miembros, cada quien en la medida de sus posibilidades. Una vez al mes limpia ventanas, espejos, puertas y lámparas. Así como tinacos y/o cisternas si tienes.