El error ya es un horror

POR: Cristian Mota 

Los errores se pagan caros, es una de las frases que más se mencionan, y muy a menudo cuando las acciones no salen muy bien.

En política estos pueden  llegar  a ser peor que un crimen, debido a  que las decisiones políticas afectan a todo un país.

En este caso el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) eligió por error a  Gonzalo Castillo como candidato presidencial, lo que al parecer se ha convertido en horror para el partido oficialista, que según se muestra en las encuestas la intención del voto no es favorable.

A 18 días de que los dominicanos y dominicanas acudan a ejercer su deber de elegir el presidente y vicepresidenta y a los legisladores que dirigirán la nación los próximos cuatro años, se alejan las posibilidades de que el PLD mantenga el poder, pues así lo reflejan los resultados de las encuestas.

El horror se hace notar en las estrategia de campaña, pues el candidato oficialista no ha sido determinante, sus propuestas no han captado con el electorado, debido a que esta no plantean un cambio en el modelo de gobierno y la poca preparación en el manejo de su discurso.

Serán  días difíciles en este tramo de campaña que acaba el jueves dos se Julio de acuerdo a lo establecido por la Junta Central Electoral, el panorama está oscuro y con un ambiente desértico para la candidatura oficialista.

Y  es que debemos  considerar a la imagen del candidato como un factor preciso fracasó  con las estrategias de campaña, pues en los sesenta  los triunfos se basan en  campañas electorales y  definido por tres factores: partidos políticos, fraude o estructura clientelar, hoy en día se necesita de una figura que de confianza al votante.

Esa es  la importancia de la imagen del candidato que todo aquel que desee involucrarse en las campañas electorales debe formarse para ello y es aquí donde el error se ha convertido en horror. 

Es por medio del candidato político que el partido se vinculan más directamente con los ciudadanos, cumpliendo o no sus expectativas, lo cual lo llevará a ser elegido en las urnas solo sí representa la satisfacción de necesidades y esperanzas de la población.

Hoy el PLD mira con horror el error de haber seleccionado a Gonzalo como candidato, la angustia se siente en las diferentes estructuras diligénciales, pues no ven en él una victoria el cinco de Julio.