El presente y futuro de la moda es la sostenibilidad

A finales del pasado año en República Dominicana se celebró un desfile de moda con prendas de vestir diseñadas por talentos locales con piezas recicladas. La iniciativa fue una representación de lo que está ocurriendo en esta industria, cada vez más apegada a las necesidades sociales.

En honor a la sensatez siempre se ha adaptado al pensamiento y evolución de los tiempos, de lo contrario, continuaríamos usando el corsé, los inmensos vestidos estructurados y otras tantas vestimentas de los orígenes de la civilización.

En la actualidad el mundo exige mayor cuidado, con especial énfasis en los desechos y administración de los recursos. Los clósets están repletos de piezas que quizás jamás usemos porque nos dejaron de gustar y que lo más probable es que terminen en un vertedero y sustituida por una nueva compra que genera la fabricación excesiva y con ella la cantidad de agua es deprimente… no se puede continuar así, ha llegado el momento de transformar las que ya no te gustan y procurar un estilo de vida más básico en pro de la conservación del planeta y de la vida misma.

Durante el fin de semana hubo una nueva muestra que la visión de sostenibilidad mediante el reciclaje es factible y muy elegante, gracias a la presentación de la pasarela virtual de la reconocida firma H&M, en la que figuras como los cantantes Natalia Lacunza y Jedet, la modelo Alba Galocha, y las “influencers” Paula Ordovás, Mery Turiel y Paula Gonu han lucido como modelos las nuevas propuestas en clave sostenible de la firma.

“No concibo la moda sin que sea sostenible. Desde 2015 cambiamos el concepto de nuestras colecciones, enfocándolas completamente a la venta para el público y también a la sostenibilidad”, el diseñador Moisés Nieto.

Mientras que para la directora de sostenibilidad de H&M, Nuria Ramírez la producción circular es la única salida para satisfacer las demandas de producción de moda minimizando el impacto en el medio.

Sin embargo, ninguno queremos lucir una ropa que luzca vieja, razón por la que hay que hacer uso de la tecnología y la artesanía, un punto en el que coinciden ambos expertos al considerar que ambas deben ir de la mano y apoyarse en la tecnología, porque “el futuro de la moda lo darán los nuevos tejidos».