Inician los servicios religiosos bajo estrictos protocolos de distanciamiento

Luego de dos meses y medio de que los servicios religiosos hayan sido prohibidos por la pandemia del COVID-19, la mañana de este domingo las misas católicas y cultos evangélicos comenzaron a realizarse bajo estrictas medidas de seguridad.

Las celebraciones religiosas de las iglesias reiniciaron su marcha habitual, pero con la salvedad de que la cantidad de feligreses asistentes debe ser reducido.

En la Iglesia Monte de Dios, de la avenida John F. Kennedy, se implementó un protocolo que comenzaba en el momento exacto en el que los feligreses se adentran al templo.

Marcos Méndez es parte del equipo organizador del protocolo de COVID-19 de la referida iglesia, quien explicó que para participar en el servicio tiene que permitir que se le tome la temperatura en la entrada, al igual que la debida desinfección de las manos con gel que es ofrecido en la puerta.

«Para las personas acceder a la iglesia deben descontaminarse los pies en una alfombra que está en la puerta que contiene amonio cuaternario, la Iglesia se descontaminó completa y en los aires hemos colocado el producto cloro de gas», explicó Méndez.

Como parte de las medidas, a la iglesia se le ha prohibido la entrada a personas con alguna condición frágil o enfermedades crónicas, la escuela dominical aún no está en funcionamiento y no se aceptan niños, todas las familias se sientan juntas y se mantiene una línea de asientos vacía. La cantidad máxima de personas que pueden ir a los servicios es de 150, de un aproximado de 250 que acoge el templo.

En la parroquia Santo Cura de Ars, el sacerdote Nelson Acevedo explicó que las medidas que siguen son las que han sido enviadas por la Arquidiócesis de Santo Domingo y el Ministerio de Salud Pública.

Actualmente sólo dos de sus puertas están abiertas las cuales están enmarcadas una para entrada y la otra para salida de los feligreses, los zapatos tienen que ser higienizados al entrar a la parroquia y en los bancos no se pueden sentar más de dos personas.

“En esta fase sólo vamos a oficializar misas los domingos y realizaremos tres porque aquí la hemos dividido por sector, una de las misas será a las 7:30 de la mañana, otra a las 10:00 y la última será a las 12:00 del mediodía. No tenemos un número aproximado de personas que pueden venir porque este templo es bastante amplio”, expresó el párroco.

En el Centro de Adoración Entrando al Arca, de la Asamblea de Dios, del sector de Cristo Rey, su pastora Dennise Otero, dispuso estrictas medidas protocolares para la reapertura del templo luego de dos meses cerrados.

La desinfección de manos y zapatos, y la toma de temperatura, son alguna de las medidas que han sido tomadas para la realización de servicios religiosos en el templo evangelizador.

“Hemos decidido reducir el número de personas en el servicio y que preferentemente estos no sobrepasen los 65 años y también la visita de niños no la aceptamos por el momento. Señalizamos el templo y recomendamos el distanciamiento social”, son partes de las medidas tomadas por la pastora Denisse.

De su lado una parte de las iglesias adventistas iniciaron sus cultos los sábados, ya que tienen un permiso del gobierno, pues su culto central se realiza ese día en específico.

La realización de los cultos consta de dos turnos uno de 9:00 de la mañana, a 10:30 y de 11:00 a 12:30 de la tarde.

Los servicios religiosos en el Palacio de la Policía Nacional, aún no tienen fecha de inicio.