Kim Kardashian vende parte de su empresa a Coty y se convierte en billonaria

Luego de que el grupo de cosméticos estadounidense Coty adquiriera una participación del 20 % en la compañía de productos de belleza de Kim Kardashian, su firma se valorizó en unos 1,000 millones de dólares, lo que en palabras simples se traduce a que la socialité dejó de ser millonaria para convertirse en multimillonaria.

La noticia no pasó por desapercibida, por lo menos no para su esposo el rapero Kanye West, quien aprovechó para felicitar a su amada a través de su cuenta de Twitter. “Estoy muy orgulloso de mi hermosa esposa por haberse convertido oficialmente en billonaria”, escribió West, agregando que luego de haber resistido tantas tormentas en su vida, ahora Dios está brillando en la vida de Kim y la de su familia.

Y vaya que está teniendo buena racha, pues estos ceros de más en su cuenta de banco le conceden a Kardashian un pase para entrar a la lista de personas más ricas del mundo según Forbes, en la que ya se encontraban la menor del clan Kylie Jenner y el propio Kanye, quien posee una fortuna de 1,300 millones de dólares y es una de las estrellas de la música más influyentes del mundo.

No queda dudas de que Kim ha demostrado que además de saber sacarle provecho a su popularidad en redes sociales (gana entre 300,000 y 500,000 dólares por cada post en Instagram), también es bastante habilidosa a la hora de hacer negocios. Aunque nos surge la inquietud de si habrá recibido algunos consejitos de su hermana menor, quien en noviembre del año pasado vendió por 600 millones de dólares su emporio Kylie Cosmetics a la misma Coty.

Acuerdo millonario

De acuerdo con un comunicado de prensa, Coty pagará 200 millones de dólares a Kim para que junto a firma de la estrella enfoquen sus esfuerzos en ingresar en nuevas categorías de productos y liderar la expansión global más allá de sus líneas de productos existentes.

La más famosa del clan Kardashian junto a su equipo, «liderarán todos los esfuerzos creativos en términos de iniciativas de productos y comunicación, basándose en su notable capacidad para hablar con una audiencia global a través de las redes sociales», puntualizó Coty.