Koby Brea, un dominicano que busca llegar a la NBA

La representación de jugadores de origen dominicano e la NBA ha ido creciendo, uno de ellos es Koby Brea, “un atleta que viene subiendo con fuerza demostrando talento y agilidad con el balón”.

Algunos lo ven como la nueva promesa del baloncesto, no solo para República Dominicana, sino para América Latina, pues desde ya, lo proyectan como uno de los mejores prospectos universitarios en los Estados Unidos, de acuerdo a una nota de prensa.

El novel jugador de 6 pies 7 pulgadas de estatura, nacido en Washington Heights, Alto Manhattan, Nueva York, Estados Unidos, el 06 de noviembre de 2002, de padres dominicanos, recientemente concluyó la escuela.

Debido a su talento le ofrecieron becas completas en varias universidades y decidió jugar en Daytona University, Ohio, “con la mira en lograr en un futuro cercano formar parte de la NBA”.

Trabajo

En representación del país de sus raíces, Koby Brea fue parte de la selección U-17 de la Federación Dominicana de Baloncesto (Fedombal) el año pasado, donde promedió 9.2 puntos por partido (PPJ), 4.6 rebotes (REB) y 2.8 asistencias (AST).

En tanto, en el bachillerato, en la Monsignor Scanlan High School, en Bronx, tuvo un promedio de 20 puntos por partido, 8.0 rebotes y 6.0 asistencias. Con su actuación, se ganó el reconocimiento como el Atleta del Año 2020, en High School.

“En su adolescencia aprovechó los consejos de su mentor y su padrino, el exNBA dominicano, Luis Felipe López, durante las prácticas en su programa de entrenamiento. Ahora sigue desarrollando lo aprendido ayudado de su buen físico y autenticidad”, indica la nota.

EL atleta dijo que su “ motivación para practicar esta disciplina provino de mi padre, Stephan Brea, quien jugó en la República Dominicana y me llevaba de niño a sus juegos, en los que hacía equipo con Luis Felipe López”.

“Entre de los jugadores que admiro están el fenecido Kobe Bryant (que descanse en paz); Devin Booker, Giannis Antetokounmpo, y claro, los dominicanos Al Horford y Karl Towns”, expresó Brea, quien subrayó que aparte de la disciplina, le gusta, cuando tiene la oportunidad, hacer obras de caridad en su comunidad, mentoreando a los niños y distribuyendo comida para los menos afortunados.

“En medio de todo lo que ha estado sucediendo en el mundo, he estado tratando realmente de no perder el enfoque de mis sueños”, afirmó Brea