La Unión Europea inicia dos investigaciones antimonopolio sobre Apple

Los reguladores de la Unión Europea iniciaron sendas investigaciones antimonopolio a la tienda de aplicaciones y la plataforma de pagos de Apple por prácticas que posiblemente socavan la competencia, abriendo un nuevo frente en la lucha de la UE contra las posiciones de dominio de las grandes tecnológicas.

La Comisión Europea, ejecutiva del bloque, anunció el lanzamiento de una investigación formal sobre Apple Pay por las acusaciones de que el gigante estadounidense niega acceso al sistema de pagos en algunos casos, y por preocupaciones de que limite el acceso a la función de pago rápido en los iPhone.

La Comisión abrió una segunda pesquisa sobre la tienda de aplicaciones App Store por preocupaciones de que Apple obliga a los desarrolladores a utilizar el sistema de compra de la empresa y además les cobra una comisión de 30%, e impide que los usuarios de iPhone y iPad conozcan otras formas de pago para servicios digitales, como la música. La investigación sigue a reclamos del servicio de música Spotify y un distribuidor de libros electrónicos sobre el efecto de las normas de la App Store sobre la competencia.

“Parece que Apple adquirió un papel de ‘guardián’ en lo referente a distribución de apps y contenido a usuarios de los populares dispositivos de Apple”, indicó la vicepresidenta de la Comisión, Margrethe Vestager.

También parecía que Apple había fijado condiciones sobre cómo debe utilizarse Apple Pay en las apps y sitios de los vendedores, señaló. “Es importante que las medidas de Apple no nieguen a los consumidores los beneficios de las nuevas tecnologías de pago”, indicó, y agregó que la crisis del coronavirus ha acelerado el crecimiento de los pagos con dispositivos móviles a medida que más gente recurre a ellos o a hacer pagos “sin contacto” en las tiendas.

“Es decepcionante que la Comisión Europea esté recibiendo quejas infundadas de un puñado de compañías que simplemente quieren un viaje gratis y no quieren seguir las mismas reglas que todos los demás”, dijo Apple en un comunicado. “No creemos que sea correcto, queremos mantener un campo de juego parejo donde cualquier persona con determinación y una gran idea pueda tener éxito”.

Vestager, quien además es comisaria de competencia de la UE, ha dirigido antes pesquisas antimonopolio sobre otras grandes compañías de Silicon Valley como Google, que fue condenada a pagar multas multimillonarias. Hace cuatro años, le ordenó a Apple pagar 13,000 millones de euros (15,000 millones de dólares) en impuestos atrasados vinculados con un acuerdo que hizo con el gobierno irlandés; es una decisión que la compañía está apelando.

Apple ha trabajado para ampliar sus ingresos por servicios para compensar la desaceleración en las ventas de iPhone y otros dispositivos, pero la investigación de la UE sugiere que el creciente dominio de Apple la ha convertido en un objetivo de los reguladores.