Miles de personas recuerdan a Floyd en España y protestan contra el racismo

Miles de personas salieron este domingo a las calles de Madrid, Barcelona y otras ciudades españolas para protestar contra el racismo y en recuerdo del afroamericano George Floyd, que murió el pasado 25 de mayo asfixiado por un policía blanco en Minneapolis (EE.UU.).

En Madrid, la concentración autorizada de 200 participantes frente a la embajada norteamericana se convirtió en una manifestación sin incidentes de unas 3,000 personas -según las autoridades-, convocadas en las redes sociales por Comunidad Negra Africana y Afrodescendiente en España.

Una de las portavoces de la asociación convocante, Lisa Okpala, explicó a Efe que la protesta se convocó para solidarizase con los movimientos antirracistas de Estados Unidos y recordar que el racismo no es cosa solo de ese país, sino también de Europa y España.

La gran afluencia hizo imposible que los participantes guardaran la distancia de seguridad para evitar un posible contagio de coronavirus, motivo por el que las autoridades habían permitido una concentración limitada.

Pero solo ante la embajada, según fuentes de la Delegación del Gobierno español en Madrid, se habían concentrado unas 2,000 personas, que finalmente decidieron caminar hasta la Puerta del Sol, en el centro de la ciudad, donde guardaron un minuto de silencio agachados en memoria de Floyd, a lo que siguió un gran aplauso.

Antes corearon consignas como ‘Donald Trump es un criminal’, “Ninguna persona es ilegal”, “Papeles (documentos legales) para todos”, “Fuera racistas de nuestros barrios”, “La ley (española) de extranjería mata gente cada día” y “Basta ya de violencia policial”.

La concentración y la manifestación estuvieron vigiladas por un amplio dispositivo policial.

En Barcelona, otras 3,000 personas con mascarillas, según la Guardia Urbana, se congregaron en la plaza Sant Jaume, convocados por la misma organización.

Los concentrados, con una rodilla en el suelo y entre la lluvia, mostraron fotografías de la víctima y pancartas con lemas como “No al racismo”, “Black lives matter” y otras consignas contra el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Preguntado hoy por las protestas antirracistas de EEUU, algunas con disturbios, el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, dijo en una rueda de prensa que lo más importante es la “proporcionalidad” en la respuesta en estos casos y recalcó que esa es “una buena guía para cualquier gobernante”.

Señaló además que el racismo, al igual que el machismo y el fascismo, son elementos que atentan contra la base fundamental de la democracia y que España va a defender siempre los derechos, las libertades y la igualdad entre los ciudadanos.