Miles juegan dominó, montan bicicletas y pasean niños en el malecón, sin uso de mascarillas por COVID-19

Como si se tratara de la ausencia total del virus COVID-19, miles de ciudadanos se dieron cita esta tarde en el Malecón de Santo Domingo para compartir, tomar bebidas alcohólicas y socializar mediante distintas actividades, sin guardar mínimamente el distanciamiento físico o, en la mayoría de los casos, colarse la mascarillas como medida obligatoria dispuesta por las autoridades para prevenir la enfermedad.

La aglomeración de personas  se observa en más de tres kilómetros de distancia que envuelve desde las inmediaciones del la avenida Máximo Gómez, bordeando todo el área del Centro de los Héroes, la Ciudad Ganadera hasta llegar al edificio que aloja la Dirección General de Pasaportes, en toda la avenida George Washington.

En lo que parece ser una especie de «Malecón Playa», por el uso de sillas propias de playas que utilizaron, decidieron acudir al lugar en cientos de vehículos a disfrutar abiertamente en familia y amigos este domingo, en medio de el anuncio de un aumento de los casos positivos del COVID’19, además de los casos graves y el record de 15 fallecimientos por la enfermedad en las últimas 24 horas, de acuerdo al Ministerio de Salud.

Las personas se exhibían sin mascarillas, pese a la obligatoriedad de su uso dispuesta por las autoridades.

En las inmediaciones del Malecón fue notoria la presencia de mesas de dominó, sillas de playas, bebidas alcohólicas, limpia botas, neveritas para la reserva del alcohol y hielo, paseo de niños en coches, personas patinando y montando bicicletas, familias paseando los niños a pies, así como también los perros.

El denominador común en el conglomerado de personas es que la gran mayoría no exhibía mascarillas ni ningún tipo de protección para el control de la enfermedad, como lo han establecido las autoridades de Salud Pública.

Las acciones de los munícipes del Gran Santo Domingo y otras zonas del se ejecuta en momentos en que, esta tarde, el Gobierno reconoció un aumento importante de casos positivos en esta provincia y en el Distrito Nacional, así como un incremento de los fallecimientos y personas graves por la enfermedad.

La aglomeración de personas sin la debida medida de protección establecida por las autoridades de salud, se observó también en sectores populares del Distrito Nacional, aunque en una proporción más baja que en Malecón.

No se observó el distanciamiento social requerido para el control del virus.

 Se trata del primer comportamiento exhibido por las personas luego de que se aprobara la prórroga del estado emergencia por 17 días, y se dispusiera mediante decreto que el nuevo horario para el toque de queda rija entre las 8:00 de la noche y las 5:00 de la mañana.

Espere más detalles.