Ministro de Economía aclara despidió a 16 personas porque proyectos no se realizaron

Juan Ariel Jiménez, ministro de Economía, aclaró este viernes que la desvinculación de esa institución de 16 personas se debe a que los proyectos en los cuales estaban asignados ya finalizaron, no se materializaron o no cumplieron con las expectativas.

Jiménez dijo, a través de una serie de tuits, que hace la explicación porque está haciendo atacado por mensajes anónimos en las redes sociales denunciando desvinculaciones masivas recientes y descuido de funciones.

“Conozco el autor de este ‘pasquín digital’, pero no entraré en debates personales”, apuntó.

Sobre por qué hacer ahora dichas desvinculaciones y no dejar esa tarea a las próximas autoridades, el funcionario consideró como un apoyo la organización que está haciendo, aunque le cueste una campaña de descrédito.

Contó que a su llegada al Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), en agosto de 2019, renunciaron tres directores, él confirmó 11 en cargos directivos, ayudó a pensionar dos, una fue coordinada a otra entidad y pasó seis asesores de despacho para proyectos especiales. “No desvinculé a un solo directivo”, aseveró.

“Los nuevos directores, en su mayoría, fueron jóvenes y mujeres. Los grandes logros que en 11 meses hemos alcanzado han sido la combinación de experiencia y juventud. Y estaré siempre muy orgulloso de todo el equipo”, expresó.

Adicionó que de los seis directores que pasaron a asesores, cinco estaban previstos para proyectos especiales. Eso proyectos se han postergado por COVID-19 y retrasos en préstamos externos.

“Ante el cambio de gobierno, lo correcto es que el próximo ministro decida la continuidad de los proyectos y los asesores/personal que los llevarían a cabo”, escribió.

Dijo que otro no cumplió con el proyecto asignado; en 11 meses, ningún avance, y que la campaña de descrédito proviene de uno de ese grupo.

En su hilo de tuis, Jiménez señaló que, contrario a las acusaciones, en su período se ha dado “una gran mejoría” en la satisfacción del personal. En poco tiempo, la encuesta de clima pasó de 76 % de satisfacción a 90 %.

“Hemos mejorado almuerzo, comedor y baños, mejoramos el seguro salud de personal de menores ingresos”, detalló.

Garantizó que cualquier empleado del ministerio podría dar testimonio de la apertura y cordialidad de todo el equipo directivo y de las políticas de mayor apoyo a los de menores sueldos.

“También mejoramos los salarios, pues 47 % del personal estaba por debajo del umbral mínimo para su puesto de trabajo según resolución del MAP. Un total de 128 colaboradores, en su mayoría de bajos ingresos, (conserjes, choferes, mantenimiento) fueron llevados a su salario mínimo”, escribió.

De igual forma, dijo que igualaron el salario de todos los que ocupan el mismo cargo. “Todo directivo con mismo salario y beneficios, pues son políticas organizacionales sin favoritismo”, defendió.

“En resumen, el compromiso con hacer lo correcto y aplicar la meritocracia a veces trae ganadores (aumentos salariales a personas con salario por debajo del rango) y a veces afectados (desvinculación de personal de proyectos postergados y asesores)”, manifestó.

“Como he dicho anteriormente, siempre haré lo que entienda es más justo, correcto y apegado a la legislación. Si trae consecuencias como difamación anónima, las asumo. Es la responsabilidad y no el miedo a la venganza lo que me guía en el servicio público”, finalizó.