No deberías guardar estos alimentos en la nevera

Casi que por defecto estamos acostumbrados a guardar los alimentos en la nevera, ¿verdad? Sin embargo, y quizás no lo sepas, no todos deberían guardarse allí. De hecho, algunos alimentos pueden acelerar su proceso de envejecimiento a raíz del frío o incluso perder sus cualidades organolépticas. Mira algunos ejemplos.

El chocolate es uno de los alimentos que no deberías guardar en la heladera, ¿puedes creerlo? Si lo guardas a bajas temperaturas, se formará una película blanca que puede modificar su sabor. Para que no se derrita, lo mejor es guardarlo en lugares frescos y secos, protegidos de la luz.

Tampoco deberías guardar los tomates en la nevera. Si los llevas a frío, no solo perderán su sabor sino que además se detendrá su proceso de maduración. Deberías guardarlos a temperatura ambiente, para que este proceso no se detenga y se potencien tanto su aroma como su sabor.

Las papas tampoco deberían reservarse en la nevera, porque en este caso el frío acelera su proceso de envejecimiento, modifica su sabor y su textura debido a que el almidón se convierte en azúcar con el frío.

Con respecto a las frutas, todas las que sean de origen tropical como el aguacate, la piña, el melón, la sandía, las bananas y el mango es preferible preservarlas a temperatura ambiente. Lo propio deberías hacer con los cítricos, que solo madurarán afuera de la nevera.

Por último, tampoco deberías guardar los quesos en la nevera. Una vez curado, el queso no necesita frío para conservarse. De hecho, el frío de la nevera podría agrietarlo y alterar su sabor.