Olvídate de los selfies, la nueva moda son los maskies

Ahora que todos empezamos a reintegrarnos a nuestras rutinas y a vestirnos con otra cosa que no sea pijama todo el día, no es de extrañar ver que las redes sociales se inundan cada vez más de autorretratos en los que la mirada es el centro de atención. Con las mascarillas como el nuevo accesorio que no puede faltar cuando salimos de casa, las selfies se han transformado para dar paso a las maskies.

Si bien en las selfies la boca tenía un papel protagónico, pues todas queríamos lucir unos labios carnosos en colores vibrantes al mejor estilo Kylie Jenner, ahora eso ha quedado en un segundo plano y el foco ha pasado a la zona superior de la cara. Un buen delineado, pestañas tupidas y cejas bien cuidadas y peinadas se han vuelto la tendencia en tiempos de coronavirus.

Pero para verte bien en tu maskie no solo hace falta lucir buena cara (o por lo menos la mitad de ella), pues también hay que enfatizar en las expresiones. De acuerdo con María Teresa Achiques, directora médica de la clínia Sensabell, pondremos más en práctica la llamada sonrisa de Duchenne, que no es más que aquella en la que los ojos sonríen al mismo tiempo que la boca, para dejar a los demás saber nuestra expresión facial, aunque no puedan verla por completo.

Tampoco podemos dejar de lado las miradas seductoras, esas que dicen más que mil palabras y que sin dudas serán nuestra mejor aliada en los maskies para conquistar y no pasar por desapercibida, tal y como sucede en algunos países árabes.