Parto respetado: conoce tus derechos y los de tu bebé

La Asociación Francesa por el Parto respetado (AFAR) lanzó esta iniciativa en 2014 y desde entonces se esparció a lo largo del mundo con el objetivo de visibilizar el modo en que se atienden partos y exigir el cumplimiento de los derechos de la madre y el bebé por nacer.

Cuando se habla de parto respetado significa que la mujer siga su propio ritmo de parto evitando cualquier intervención innecesaria en la fase de contracción y expulsión del bebé. Se trata de un momento en el que la mujer es atendida de forma respetuosa y se le da privilegio a sus voluntades y necesidades.

Además de que la mujer elija el entorno que la acompañará durante el parto, existen otros puntos que se deben tener en cuenta. En primer lugar el respeto a la fisiología del parto, es decir a no hacer nada que vaya en contra de lo natural.

Por otro lado, la mujer tiene derecho a conocer si existen dificultades o complicaciones en su parto y decidir libremente qué desea hacer. El bebé por nacer también tiene derechos de suma importancia, como estar en contacto con su madre desde el primer momento y disfrutar la lactancia sin interferencias. Estos derechos hacen a un parto respetado y generan un momento en el que la madre y el recién nacido son los protagonistas.