Pionyang corta sus líneas de comunicacion con Seúl

El Gobierno de Pionyang anunció este martes su decisión de interrumpir sus líneas de comunicación con Corea del Sur como aparente respuesta por el envío de planfletos al norte hecho por activistas contrarios al régimen de Kim Jong-un.

El anuncio fue difundido por la agencia oficial norcoreana, KCNA, que señaló que la interrupción de las comunicaciones será hecha a partir de este mediodía (03.00 GMT).

Esta medida, dice el texto de KCNA, ‘es el primer paso en la determinación para cortar completamente todo tipo de contacto con Corea del Sur y deshacerse de cosas innecesarias’.

El régimen de Kim Jong-un ya venía anticipando la semana pasada medidas de represalia por el envío de medio millón de planfletos desde el sur y hacia el norte utilizando globos.

Para Pionyang no son válidas las ‘desagradables excusas’ del Gobierno de Seúl amparándose en la libertad de expresión en este tema. La ley que recoge la libertad de expresión en Corea del Sur impide prohibir la utilización de globos con propaganda antinorcoreana.

Aun así, el Ministerio de Unificación surcoreano había instado a los activistas a detener estos envíos argumentando el riesgo que supone para la seguridad de los surcoreanos que residen junto a la frontera.

El anuncio recogido por KCNA asegura que esta dinámica está llevando las relaciones intercoreanas ‘a una catástrofe’ teniendo en cuenta lo que considera ‘señales de hostilidad’ hacia el pueblo norcoreano.

La decisión fue comunicada después de una reunión encabezada este lunes por el vicepresidente del comité central del Partido de los Trabajadores de Corea, Kim Yong-chol, y por la hermana del dictador norcoreano, Kim Yo-jong.

La declaración difundida por KCNA no cita expresamente el envío de estos panfletos como razón para la suspensión de las líneas de comunicación intercoreanas, pero alude a las maniobras para ‘herir la dignidad’ del dictador norcoreano, que asegura ‘nunca tendrán perdón ni oportunidad’.