¿Podría una salida de Danilo Medina revertir la tendencia de las encuestas?

En el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se espera una salida del presidente Danilo Medina al ruedo político en la última semana de campaña electoral, en específico este fin de semana.

Con esta incursión de cierre, se completaría el tablero de todos los pesos pesados de la política actual en las calles, con el expresidente Hipólito Mejía lanzado de lleno a favor de Luis Abinader, quien espera retornar de manera presencial en los días finales si obtiene una segunda prueba negativa de COVID-19.

Sin lugar a dudas que se busca inyectar energías y positivismo a la candidatura presidencial morada, que esta semana no ha recibido buenas noticias de reconocidas encuestas como la Greenberg-Diario Libre.

Esto deja una gran incógnita sobre si ¿Podrá una salida de Danilo Medina revertir la tendencia de las encuestas?

Hablan los números

La encuesta Greenberg Quinlan Rosner-Diario Libre indica que el presidente Danilo Medina mantiene una alta valoración con un 66% de aprobación de su gestión, pero también señala que «el deseo de cambiar al PLD es demasiado grande».

Medina tuvo pocas salidas en la campaña de las elecciones municipales y no ha salido en la actual campaña presidencial desde la pandemia, ya que ha tenido que dedicarse de lleno a enfrentar los efectos que el COVID-19 ha tenido en el país con medidas desde los días previos a las elecciones del 15 de marzo, y que han mantenido en estado de emergencia a la Nación desde el 19 de marzo.

La más reciente aparición del mandatario en un acto político se produjo en el lanzamiento de la vicepresidenta Margarita Cedeño como candidata vicepresidencia el lunes 24 de febrero, en un acto masivo realizado en el Pabellón de Voleibol del Centro Olímpico con la presencia de los miembros del Comité Político.

Hizo una sorpresiva aparición el 3 de octubre en el Palacio de los Deportes en el cierre de la campaña para las primarias del 6 de octubre, lo que produjo una gran emoción entre los danilistas hacia las elecciones de padrón abierto en las que resultó electo su pupilo político Gonzalo Castillo.

Heridas frescas

El apoyo total de Medina a Castillo produjo la salida del PLD del expresidente Leonel Fernández el 20 de octubre, cuyas heridas permanecen frescas tomando en cuenta sus declaraciones constantes sobre el tema.

En la más reciente encuesta Greenberg-Diario Libre se precisa que «no hay indicios de que los votantes de Fernández se unan en torno a Castillo si hubiera una segunda vuelta: en una segunda vuelta, el 55% de los votantes de Fernández respaldaría a Abinader; solo el 38% votaría por Castillo».

Medina y la estructura del PLD están obligados a apostarlo todo para obligar a una segunda vuelta, contando con que una parte de ese voto peledeísta que se llevó Leonel Fernández se inclinaría a votar por Castillo, lo cual a la luz de esos resultados es otra jugada de alto riesgo pero la opción que le resta por el momento.