Rafael Paz rechaza eliminación de cesantía y afirma que tiene compromiso con generación de empleos

El candidato a senador del Distrito Nacional por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Rafael Paz, manifestó su rechazo a la eliminación de la cesantía en el Código Laboral y fue enfático en señalar que la misma no forma parte de sus propuestas legislativas.

Al participar el pasado jueves en la plataforma Santo Domingo Debate, Paz favoreció una reforma al Código Laboral siempre y cuando surja del consenso entre empleadores y trabajadores, y que ayude a modernizar el mercado de trabajo.

Expresó que como funcionario público siempre ha sido un ente de equilibro y un líder político independiente con visión de desarrollo nacional.

“Voy al Congreso a establecer más derechos, a generar un estado más solidario, a ser transparente y modernizar las instituciones de la República Dominicana.

Aseguró que, de alcanzar la senaduría de la capital, impulsará proyectos de ley para ampliar los beneficios sociales a la gente y proteger a los jubilados, especialmente a los abuelitos para quienes creará un instituto que acompañe a éstos en su alimentación, medicación y recreación.

Impulsará primer empleo y clubes deportivos. De alcanzar la curul en el Congreso Nacional, Rafael Paz subrayó que impulsará proyectos de ley para mejorar la calidad de vida en los barrios de la capital. Su propuesta abarca varios renglones entre los que se destacan el primer empleo y el fomento a los clubes deportivos y culturales.

“Voy a impulsar un proyecto de ley de primer empleo que fomente la educación dual, es decir educación politécnica donde a su vez puedan hacer una pasantía en una empresa y adquieran la experiencia para poder trabajar”, explicó Paz.

Agregó que se darán incentivos a las empresas para contratar esos jóvenes y así puedan acceder a un empleo de calidad.

En cuanto al proyecto de ley de fomento de clubes deportivos y culturales dijo que su motivación se debe a que históricamente estos han sido fundamentales para aglutinar las barriadas del Distrito Nacional y que hoy languidecen detrás de presupuesto para sostenerse.

Favorece, asimismo, la instauración de un régimen de acumulación de penas contra quienes cometan crímenes horrendos.