Reglas de béisbol: lo que tiene que saber sobre el «Infield Fly»

Al igual que otras jugadas de reglas, el “Infield-Fly” está sujeto al juicio de los árbitros, siempre que cumpla los mandatos específicos. Para que así se cumpla, los jueces deben apreciar que los jugadores del cuadro, o en el cuadro, tengan pleno dominio de una bola que está al aire y que haya corredores en primera y segunda o primera, segunda y tercera con menos de dos outs.

El Infield fly no se canta cuanto la bola sale, sino cuando viene en descenso y el fildeador del cuadro está posesionado esperando para capturarla o un jardinero en cuadro, tiene dominio de ella.

Las explicaciones sobre esta regla la ofrecieron a los lectores de Diario Libre Santo –Chico- Castillo, Nelson de la Cruz y Domingo Polanco, tres de los principales árbitros de la pelota invernal dominicana y el veterano Agustín Brea, presidente de la Federación Dominicana de Árbitros y Anotadores.

Cuando se canta “Infield-Fly”, la penalidad es out para el bateador y será por regla, aunque la bola pique. Se acreditará el out al fildeador que atrape bola y si cae al terreno, al más cerca a juicio del anotador oficial.

Para que haya “Infield-Fly” tiene un fildeador del cuadro que poseer pleno dominio de la pelota, aunque sea en terreno corto de los jardines o un jardinero, que penetre al cuadro interior y por igual, tenga dominio del batazo.

Es una regla dirigida a proteger los corredores, evitando que los fildeadores pretendan hacer un doble-play, aprovechando las circunstancias. La bola está viva y en juego y los corredores están a su riesgo, si pretenden una base que no sea la última que legalmente alcanzaron y en la que deben estar al momento de la jugada, salvo las especificaciones que contempla la misma regla.

De manera específica las reglas de béisbol en su capítulo 9.00, sobre anotación, establecen que “un Infield Fly es un fly elevado (no incluyéndose una línea o un intento de toque), el cual es dominado por un fildeador del cuadro con un esfuerzo ordinario, cuando primera y segunda, o primera, segunda y tercera bases estén ocupadas, antes de haber dos outs”, y se aplica por igual también en softbol. La regla 5.09 también trata sobre el tema.

En la regla 6.05-i, sobre arbitraje, se establece que, si se produce una interferencia durante un “Infield Fly”, la bola permanece viva hasta que se determine si la bola es “fair” o “foul”. Si la bola es “fair”, tanto el corredor que interfirió como el bateador son eliminados. Si es “foul”, aun siendo atrapado, el corredor es eliminado y el bateador regresa a batear.

Si un Infield Fly declarado se deja caer y sin ser tocado, y rueda a foul antes de pasar la primera o tercera base, es una bola de foul. Si un Infield Fly declarado cae al suelo fuera de la línea de base sin ser tocado, y rueda a terreno bueno antes de pasar la primera o tercera base, es un Infield Fly.

Ejemplo 1: En una bola cerca de las líneas del cuadro y con las características, el “ampáyer” cantara “infield-fly” si es buena. Si pica y se mantiene en zona buena, prosperará el out para el bateador, si sale a zona foul, antes de pasar primera o tercera, prevalecerá foul.

Ejemplo 2: Corredores en primera y segunda, fly al cuadro decretado como “infield-fly”, los corredores deben permanecer en sus almohadillas.

Ejemplo 3: Bases llenas, jugada de infield-fly, la bola pica y el corredor de la tercera avanza hasta el home y anota. La carrera será válida.

Ejemplo 4: Bases llenas, jugada de infield-fly, la bola pica y el corredor de la tercera trata de avanzar hasta el home y anota y en la jugada es puesto out. Ambos outs, el del bateador y el del corredor que trató de avanzar, serán válidos y será una jugada de doble play por la vía realizado.

Comentario de la regla sobre el infield fly

En la regla del Infield Fly el árbitro tiene que decidir si la bola podía haber sido atrapada normalmente por un jugador del cuadro, no por algunas limitaciones arbitrarias tales como la hierba, o las líneas de bases.

El árbitro también debe decidir que una bola es un Infield Fly aun cuando sea jugada por un exterior, si a su juicio un jugador de cuadro podía haber atrapado la bola con la misma facilidad.

El Infield Fly en ningún sentido es considerado como una jugada de apelación. El juicio del árbitro debe regir, y la decisión debe efectuarse inmediatamente.

Cuando la regla del Infield Fly es aplicada, los corredores pueden avanzar a su propio riesgo. Si en una decisión de la regla del Infield fly, el jugador del cuadro deja caer intencionalmente una bola buena, la bola permanece en juego a pesar de las disposiciones.

NOTA: Para opinión o información adicional, al pie de esta nota Diario Libre te ofrece un espacio. Puedes también contactarnos al 809-722 5291 o escribir al correo: aquilinorosariobaez@gmail.com