Sammy Sosa y el distanciamiento de los Cachorros

Hace más de 15 años Sammy Sosa se enfundó por última vez la franela de los Cubs de Chicago y desde entonces el ídolo dominicano en las Ligas Mayores no ha tenido mayor acercamiento por parte de la organización con la que brilló en el mejor béisbol del mundo.

En unas declaraciones a ESPN Sosa indicó que «no tocará a la puerta» de los Chicago Cubs para regresar a la franquicia en la cual estampó números impresionantes en 13 temporadas de béisbol de Grandes Ligas y a la cual no ha vuelto desde 2004.

Recordó que ahí «puso unos números que nadie puede borrar. Unos números que ningún otro jardinero derecho va a poder superar», y eso no soy yo que lo digo, los números están ahí.

El idilio de Sosa con los Cubs se rompió debido a los rumores sobre su uso de esteroides y una polémica ausencia en el último partido de la temporada 2004 ante los Atlanta Braves. Desde aquel momento, el quisqueyano, que ahora tiene 51 años, no ha pisado el estadio Wrigley Field.

Ahora, a unos días del estreno en televisión del nuevo documental de ESPN “Long Gone Summer”, programa que retoma la mítica temporada de 1998 en las Grandes Ligas con la batalla de cuadrangulares con Mark McGwire en la búsqueda de romper la marca de jonrones impuesta por Roger Maris con 61 vuelacercas, Sosa espera que este trabajo ayude a generar un acercamiento con los Cubs.

“No está en mis manos”, dijo Sosa en entrevista para el programa “Kap & Co” de ESPN 1000. “No controlo eso; no quiero meterme en mucho de eso porque no quiero crear ningún inconveniente, o no quiero que la gente se enfade conmigo por alguna razón. Espero que algún día suceda, pero no me molesta. Simplemente sigo viviendo mi vida”, aclaró.

El distanciamiento entre Sosa y los Cubs ha sido un tema recurrente en la última década; sin embargo, el dueño del equipo, Tom Ricketts ha fijado una postura al respecto que parece no tiene intención de modificar, y que se basa en que el ex pelotero dominicano sea más honesto en el tema del uso de las sustancias prohibidas por las cuales fue señalado y que lo han opacado desde que se retiró, al grado de no ser considerado para ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown, aún y cuando tiene los números suficientes para ser parte del ‘Recinto de los Inmortales’.

“Lo que sea que tengamos que hacer, lo haremos. Pero supongo que tenemos que esperar un poco más… El tiempo lo cura todo”, consideró Sosa. “Gracias a los aficionados por el apoyo por tantos buenos momentos, estoy deseando estar de vuelta en Chicago pronto”, agregó.