Sánchez Cárdenas insiste en sobrepoblación de pacientes con COVI-19 en hospital de Herrera

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, insistió hoy en que el Hospital Marcelino Vélez, de Herrera, tiene en estos momentos una sobrepoblación de pacientes con COVID-19, incluso de gravedad, y que el Servicio Nacional de Salud debe buscar la forma de redistribuirlo en otros centros que sí disponen de áreas para positivos de coronavirus.

Reiteró que el Marcelino Vélez, que es un hospital de autogestión, posee 75 camas para hospitalización por COVID-19, pero que actualmente tiene 83 personas con el virus y que de gravedad hay 10 pacientes, cuando solo dispone de 6 camas en unidades de cuidados intensivos.

El pasado viernes, luego de su rueda de prensa virtual de Sánchez Cárdenas, en la que este habló sobre el agotamiento de las áreas de atención del nosocomio, la directiva del centro rechazó la declaración del ministro.

“Tenemos una buena cantidad de pacientes, lo que nos acerca a la capacidad máxima del hospital, pero todavía tenemos espacio para recibir a los pacientes que necesitan de nuestra ayuda”, indicó Freddy Lachapelle, subdirector operativo del Marcelino Vélez Santana, el viernes.

El ministro de Salud Pública sostuvo hoy que el Servicio Nacional de Salud debe redistribuir las personas positivas de coronavirus que acuden al citado centro de salud a otros que sí cuentan con áreas para atenderlos.

“Lo que sí tiene el Marcelino Vélez son seis unidades de cuidados intensivos y diez pacientes en unidades de cuidados intensivos con ventilación porque está sobrepasado y eso es una cosa totalmente diferente y que debe el Servicio (Nacional de Salud) buscar la forma de redistribuir esos pacientes porque no están en las unidades de cuidados intensivos de manera que eso quede bastante claro”.

De manera que lo que hay que hacer es gerencia, sacar esos pacientes (del Marcelino Véliez), reubicarlos y ponerlos en un lugar apropiados”, consideró.

Sánchez Cárdenas citó el Darío Contreras que, dijo, cuenta con una disponibilidad de 8 camas de 30 que posee y el Ramón de Lara, con 37 desocupadas de un total de 80 que tiene.

También mencionó el Centro Médico Domínico Cubano, el que es privado, y que, de 24 camas habilitadas para COVID-19 tiene tres desocupadas.

Asimismo, el hospital de la Policía disponible de ocho de sus 32 camas, concluyó el funcionario de Salud Pública.