Té de perejil para combatir la retención de líquidos

Cuando empiezan a subir las temperaturas, la retención de líquidos se acentúa. Más allá de los factores hormonales que también nos afectan en este sentido, con el calor los vasos sanguíneos se dilatan y la sangre fluye con mucha más lentitud. Esto provoca que la sangre se acumule en los capilares, suba la presión y los líquidos se viertan con una mayor facilidad en los tejidos. Favorecer la expulsión de estos líquidos es fundamental para mantener nuestro cuerpo libre de toxinas y sentirnos menos pesadas.

Algunos hábitos sencillos para disminuir la retención de agua incluyen consumir menos sal y aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio, así como evitar el consumo de carbohidratos refinados. Pero si buscas un método efectivo, te recomendamos el té de perejil, uno de los remedios caseros más populares para ayudar en la retención de líquidos y, de hecho, estudios realizados en animales con esta planta demostraron que es capaz de aumentar la cantidad de orina producida.

Además, el perejil contiene flavonoides que, de acuerdo a otro estudio, son compuestos capaces de acoplarse a los receptores de adenosina A1, disminuyendo la acción de esa sustancia y aumentando la producción de orina. ¿Cómo debes prepararlo?

Ingredientes:
1 ramo o 15 g de perejil fresco con tallo
1/4 de limón
250 ml de agua hirviendo

Preparación:
Lavar y picar el perejil. Después, añadirlo al agua y dejar reposar durante 5 a 10 minutos. Añadir el jugo de limón. Finalmente, colar, dejar entibiar y beber varias veces al día. Idealmente el té de perejil no debe utilizarse por embarazadas, ni por personas que estén bajo tratamiento con anticoagulantes u otros diuréticos.