Tres pasos para salir del caos

El personaje del “Indio Amaro” de la narcoserie “La Señora de Acero”, siempre pronunciaba la frase: “Nadie está tan mal que no pueda estar peor”, la cual en ocasiones se vuelve una realidad increíble del que entiende que ha caído en la desgracia de que los problemas laborales, familiares, económicos, emocionales y hasta de salud se le juntan. Entonces es cuando surge la exclamación ¡es que no salgo de una!

Si eres de los que se están tomando estos tragos amargos de la vida; quizá el ejemplo de vida de Fénix Pérez, coaching de personas y empresas, te sea útil. En una publicación en su blog ella confiesa que una ex pareja la catalogó como la “reina del drama”, algo que la llevó a la reflexión “era cierto que yo siempre tenía un drama con el negocio o con el dinero, nunca estaba en paz, y cuando sucedía que supuestamente había paz a la vista, entonces yo tomaba alguna decisión que me regresaba a la intranquilidad”, dice.

Sin embargo, no se quedó en pausa, decidió usar sus energías para erradicar ese mal estado y en su lugar sacar una experiencia positiva; para ello tuvo que trabajar los siguientes aspectos de su vida:

Ser. Para salir del caos es necesario volver al origen y recordar ¿Quién y cómo eres sin tu saco de problemas?, cuando lo determines trabaja para reconstruir a ese estado. “Debí convertirme primero en esa persona tranquila en mi interior, en mi mente, para poder cambiar de decisiones. Desde entonces, no hace tanto tiempo, pienso, me detengo, medito e incluso consulto las decisiones que tomaré para asegurarme de que no se altere la paz que he alcanzado dentro de mí”, explica Pérez.

Tener. El mundo de la Internet nos ha llenado los ojos de falsas necesidades que en muchas ocasiones hacen que la frustración entre a las vidas de personas ya de por sí vulnerables emocionalmente. La situación abre las puertas al estrés y una vida de agonía que nos ciega ante lo bueno que hay en la vida; entonces hay que recordar que lo saludable en cualquier aspecto de la vida es establecer metas que podamos alcanzar y que solo es necesidad, aquello que al faltarnos pone en riesgo la vida, como comer, dormir, tener un techo y vestir.

Hacer. Cuando ya hayas aterrizado de la nube oscura que figura el solo pensar en tener caos en tu vida, entonces “tus decisiones y acciones comienzan a cambiar, así como tus prioridades en cuanto a lo que quieres tener. En otras palabras, debes crear el hábito de construir un nuevo tu en tu Cabeza y ésto impactará todas las áreas de tu vida. Básate en la premisa de que puedes hacer cambios desde ya en tu mente para ser esa persona que tiene y hace lo que desea en perfecta conherencia entre sus poderes (pensar, hablar sentir y hacer) en total armonía y paz”, sugiere Fénix Pérez.