Usos del vinagre para la limpieza del hogar

La higiene y el orden es una pareja que da paz, creatividad y un universo de bienestar cuando se tiene; pero el proceso de hacerlo uno mismo es todo lo contrario, más cuando no se tiene el hábito. La cuarentena por la pandemia del Covid-19 lo dejó al descubierto, ya que las señoras del servicio también quedaron confinadas,lo que llevó a que la mujer y hombre de la casa se vieran en la obligación de ingeniárselas para lograr hacer aquello por lo siempre han pagado.

A partir de ese momento, el mago de la lámpara de Aladino es torpe antes los tantos actos milagrosos que se lograron en el encierro, respecto a la limpieza y se descubrieron bondades desconocidas de ingredientes de la despensa, cuyo uso fue un guiño en la tediosa tarea de limpiar… no es que seamos haraganes, sino que «no nacimos para eso», (ja, ja, ja).

Entre las «pócimas» para la higiene y desinfección efectiva el vinagre fue protagonista -quién lo diría que este ingrediente para adobar también fuera útil para limpiar- porque facilita, gracias a su riqueza de ácido acético, la acción de remover el sucio desde superficies como la ropa hasta las más complicadas que se generan en el baño.

A continuación algunas funciones que quizás desconocías:

Para limpiar la cocina. El vinagre es «un palo» en esta área donde requerimos limpieza y desinfección al mismo nivel. Al igual que en el baño en el fregadero suele acumularse manchas de cal que puedes eliminar con vinagre; así como el horno que debes limpiar al menos una vez al mes, aplica vinagre para quitar el exceso de grasa y suciedad. Los cubos y zafacones de la cocina debes desinfectarlos adecuadamente, lo cual es posible echándole agua caliente y vinagre, que además neutralizará el mal olor.

Eliminar el mal olor a humedad. Como se dice en un buen dominicano «hay un bajo a mocato» cuando en la casa hay humedad, es desagradable y puede provocar alergias. Para solucionarlo usa el vinagre como humidificador, para lo cual solo requieres un envase plástico en el que echarás el vinagre, tápalo con papel de aluminio y colócalo en el área durante todo un día y una noche; otra opción más rápida e igual de efectiva es pasarle el paño humedecido con vinagre a los muebles y armarios.

Limpiar las superficies de los baños. Si tienes mampara y bañera en el cuarto de baño, seguro que la cal, ese blancuzco que dejan los jabones y otros detergentes, te dio dolor de cabeza al quererlo quitar, ya que no vale dar cepillazos, ni los brillos, ni esponjas; cuando crees que terminaste y los quitaste están ahí como el primer momento. No vuelvas a hacer nada de esto sin antes haber aplicado vinagre blanco que se ocupa de quitar esta odiosa mancha, disminuyendo tu esfuerzo y trabajo. Es útil para el inodoro, la mampara, las cerámicas, la bañera, el piso y los hoyitos tapados de la ducha.

Erradicar manchas y sucios de las alfombras. Ellas son como un imán para que caigan líquidos que manchan como el café, que lo puedes retirar sin que queden marcas gracias a la efectividad del vinagre; solo debes mezclar vinagre con la misma cantidad de agua, échala en el área manchada, deja actuar unos minutos y retira con un paño limpio. Listo seca con una aspiradora o un blower.

Para lavar la ropa. Pocos detergentes funcionan para blanquear y reavivar los colores de la ropa al mismo tiempo; pues sepa que con el vinagre es posible. Si lo que quieres es resaltar el color de la prenda, echa un chorro al agua de enjuagar y deja reposar por minutos; mientras que si es para blanquear entra en remojo la ropa que desees blanquear en agua con vinagre y luego lava como de costumbre.